6 claves para evitar el sedentarismo

El sedentarismo es la carencia de actividad física frecuente, definida como: “menos de treinta minutos diarios de ejercicio regular tres días por semana”. en este artículo encontrarás las 6 claves para evitar el sedentarismo.
La conducta sedentaria es propia de la forma de vivir, consumir y trabajar de nuestra sociedad. No obstante, la inactividad física no es sencillamente el desenlace del estilo de vida que hemos elegido: la carencia de acceso a espacios abiertos, a instalaciones deportivas y a terrenos de juegos escolares, tal como los escasos conocimientos sobre las ventajas del ejercicio físico, pueden hacer bien difícil o bien imposible, comenzar a moverse y dejar atrás el sedentarismo.

Está comprobado que los modos de vida sedentarios forman 1 de las diez causas esenciales de muerte y discapacidad. El sedentarismo duplica el peligro de enfermedades del corazón, diabetes y obesidad; además, aumenta la posibilidad de padecer hipertensión arterial, osteoporosis, cáncer de mama y colon, entre otros muchos.
De ahí que es esencial eludir caer en el sedentarismo y empezar, lo antes posible, a efectuar actividad física regular.

Conforme la  Organización Mundial de la Salud (OMS) el ejercicio físico regular:

• Reduce el peligro de muerte por enfermedad cardiaca o bien accidente cerebrovascular.
• Decrementa hasta en un cincuenta por ciento el peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II o bien cáncer de colon.
• Contribuye a prevenir la hipertensión arterial, que afecta a un quinto de la población adulta del planeta.
• Ayuda a prevenir la aparición de la osteoporosis.
• Reduce el peligro de sufrir dolores de  espalda.
• Promueve el bienestar psicológico, reduce el agobio, la ansiedad, la depresión y los sentimientos de soledad.
• Ayuda a supervisar el peso, reduciendo el peligro de obesidad.
• Favorece el desarrollo y mantenimiento sano de huesos, músculos y articulaciones.
Aparte de las ventajas en la salud, el ejercicio físico asimismo acarrea beneficios sociales, derivados de la reducción de costos en atención sanitaria, incremento de la producción y participación en actividades deportivas y recreativas, mejora del desempeño escolar y minoración del ausentismo laboral.

Hoy en día no es de sorprender que la gente se queje de dolores de espalda y de cadera. Pasar demasiadas horas sentado, llegar a casa para cenar y dormir, o sencillamente pasar los días enfocado en actividades profesionales sin regalarse un espacio para ejercitarse, es hoy un riesgo. La inactividad física afecta la salud al grado de ser la causa del 10 por ciento de las muertes que se generan en el mundo.

El sedentarismo es un problema que se agrava día tras día, aun la obesidad ya no es la principal preocupación del ámbito médico respecto a la inactividad física porque han encontrado que los problemas de salud derivados de no hacer ejercicio, se están propagando entre personas delgadas, como empleados de oficina primordialmente.
La inactividad física es catalizadora de condiciones como diabetes o presión arterial alta, pero asimismo llega a producir perturbaciones estructurales y metabólicas como incremento excesivo en la frecuencia cardiaca al instante de efectuar alguna actividad física, esto es que la persona excede el número de latidos que genera el corazón. “Cuando las personas con mal estado físico procuran hacer ejercicio, se fatigan más veloz y sienten mareos y otras molestias, con lo que dejan de intentarlo y descubren que el problema empeora en lugar de progresar”, dice el Dr. Joyner.
Por otra parte, el sedentarismo llega a provocar atrofia de los músculos y los huesos, megua el rendimiento físico y provoca una baja en el volumen de la sangre, lo que se traduce en menos glóbulos rojos -ósea anemia-, y asimismo menos glóbulos blancos -es decir un debilitamiento del sistema inmunológico-.
Es por esta razón que un grupo de especialistas de la clínica Mayo se encuentran peleando a fin de que el sedentarismo pase a formar parte la larga lista de padecimientos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud. Por el hecho de que llevar un modo de vida sedentario tiene un impacto afín al tabaquismo, más eso  es algo de lo que uno jamás está consciente, sobre todo las personas que tienen un peso normal.

“Mi argumento es que la inactividad física es la raíz de muchos de los problemas comunes que hoy en día enfrentamos”, comenta el doctor Joyner. “Si se la transformara en una enfermedad, igual que ocurrió con las adicciones, los cigarros y demás, se podría desarrollar algún tratamiento, así como terapias de por vida enfocadas en alterar el comportamiento y la actividad física. Entonces, sería posible desarrollar políticas públicas para la salud, como ocurrió con el tabaquismo, la conducción en estado de embriaguez y otras cosas, a fin de restringir la inactividad física y promover el ejercicio”.

Varias enfermedades crónicas se vinculan con la incapacidad de hacer ejercicio, entre ellas, la fibromialgia, el síndrome de cansancio crónico y el síndrome de taquicardia ortostática postural, que también se conoce como STOP y consiste en un síndrome marcado por una frecuencia cardíaca excesiva al erguirse o llegar a un determinado nivel de ejercicio.
Más, generalmente, con independencia del sufrimiento a tratar, lo más frecuente es prescribir un fármaco en vez de un programa de ejercicio adecuado a las necesidades y capacidades de cada individuo.
Si la inactividad física se tratase como enfermedad en vez de simplemente la causa o consecuencia de otras afecciones, los médicos podrían tener mayor conciencia acerca de la relevancia de recetar ejercicio supervisado, entonces se desarrollarían otros programas formales de rehabilitación integrales que también podrían incluir terapia cognitiva y conductual, conforme sea el caso, delimita el Dr. Joyner.

6 Claves para evitar el sedentarismo

1.-  Efectúa actividad física ,puedes hacer tres caminatas al día de 10 minutos, en tanto que los efectos se asemejan al       ejercicio de treinta minutos.
2.- Anda o bien usar bici cuando recorras distancias cortas.
3.- Emplear las escaleras en lugar del ascensor o bien las escaleras eléctricas.
4.- Haz ejercicios de estiramiento y flexión en el sitio de trabajo cuando resulte posible.
5.- Haz ejercicio mientras que ves la tele o bien a lo largo de los comerciales.
6.-Consume de 5 a 9 frutas y verduras frescas a lo largo del día, pueden ser cocteles, sopas o bien jugos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *